Una vez más,  y por noveno año consecutivo se celebra la “Semana del Prematuro” del 12  al 18 de noviembre.

   En el centro de la iniciativa está el propósito de crear conciencia sobre los derechos de los niños que nacen “antes de tiempo”, garantizar su cumplimiento efectivo y movilizar en torno a ellos a los equipos de salud y la sociedad en general.

   La adecuación entre las necesidades de estos niños y los cuidados que reciben puede tener un alto impacto no sólo sobre su bienestar actual sino, en el largo y mediano plazo, sobre su salud, su desarrollo y su bienestar futuros.

   Por esta razón, este año se ha puesto el foco en el derecho de los prematuros a recibir una atención apropiada a su estado que comprende, básicamente, las semanas que llevaba de gestación y su peso al momento de nacer, así como otras características de su situación particular.