La Secretaría de Trabajo nacional dictó la conciliación obligatoria y dejó sin efecto el despido de 61 trabajadores en el obrador de Haedo. Se conformó una mesa de trabajo para tratar de reubicar a los operarios. El Gobierno nacional asegura que la obra “sigue en marcha” y que continúa con “trabajos subterráneos”, pero los obreros dudan.

La presunta decisión del Gobierno nacional de suspender la obra del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, más allá de la detención de los trabajos, generó incertidumbre, ya que puso en riesgo la fuente laboral de 361 trabajadores. En ese marco, la Secretaría de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria a raíz de los 61 obreros cesanteados por la empresa contratista Innocom, en la fábrica de anillos de cemento (dovelas) ubicada en la avenida Rivadavia al 16.900, en la localidad moronense de Haedo. 

En consecuencia, se decidió conformar una mesa de trabajo integrada por representantes del Ministerio de Transporte, del Consorcio (Nuevo Sarmiento – CNS, actualmente Ghella y SACDE) y del sindicato UOCRA, quienes representan y respaldan a los trabajadores, y cuya primera reunión se concretó este martes 12 de febrero en el obrador haedense. “Éramos 750 trabajadores más o menos, entre junio y julio de 2018; hoy, no llegamos ni a 400”, contó un delegado.

Al respecto, Oscar Rizzo, secretario de la seccional Moreno de la UOCRA, detalló a El1 Digital: “Se dictó la conciliación obligatoria, y los telegramas enviados quedan sin efecto. Entonces, se sale a trabajar en forma normal. La mesa de trabajo quedó conformada a los efectos de que, cuando se agote la conciliación, pueda haber fuentes de trabajo para que la gente siga trabajando”.   

De modo que, al menos durante todo febrero, se buscará reubicar a los 61 cesanteados, ya que la producción de las dovelas se detuvo. Mientras tanto, los obreros percibirán su jornal y cesaron el estado de asamblea permanente y las movilizaciones

¿Qué será del soterramiento?

Otro gran interrogante que surge es cómo continuará la mega obra del soterramiento, que incluye estaciones ferroviarias del Oeste como Ciudadela, Ramos Mejía, Haedo, Morón, Castelar, entre otras. Con un presupuesto aproximado de 3.000 millones de dólares y fecha de finalización prevista en 2022. Hasta ahora, la tuneladora lleva excavados siete kilómetros desde Haedo hacia Capital, y esta semana llegaría al obrador de Villa Luro. A partir de allí, está previsto que quede a cielo abierto para tareas de mantenimiento. 

Pero, como las dovelas fabricadas en Haedo recubren las paredes internas del túnel excavado, que se detenga la producción pone en duda cómo continuarán los trabajos entre las estaciones de Villa Luro y Caballito, recorrido incluido, originalmente, en la “Etapa 1” del proyecto. El delegado de la UOCRA Luis Pellegrini contó: “Acá, el único stock de dovelas suficiente que existe es hasta Villa Luro”.

Según los trabajadores, desde junio de 2018, las tareas en las futuras estaciones subterráneas de Ciudadela, Ramos Mejía y Liniers se detuvieron progresivamente. “Se hicieron las galerías para hacer el drenaje, bajar las napas y comenzar ahí debajo las estaciones. Todos esos trabajos están suspendidos. Éramos 750 trabajadores, más o menos, entre junio y julio del año pasado; hoy, no llegamos ni a 400”, lamentó.

Gobierno: “La obra sigue en marcha”

Fuentes del Ministerio de Transporte nacional aseguraron a este medio: “La obra del soterramiento sigue en marcha. Lo que ahora concluye es una primera etapa con la llegada de la tuneladora a la Capital (con un avance de mas de 7.000 metros de excavación, con la tuneladora que ya se encuentra a la altura de Liniers y que a mediados de febrero saldrá en Villa Luro)”. 

“Lo que sigue, en adelante, son los trabajos subterráneos en la parte del túnel ya excavada (estaciones, ventilaciones del túnel construido)”, anticiparon. El1 Digital consultó si se considera una reformulación del proyecto, pero no hubo respuesta.

Estación Ramos Mejía

Primera reunión de la mesa de trabajo

Este martes 12 de febrero, se reunió por primera vez la mesa de trabajo integrada por autoridades de la Secretaría de Transporte de la Nación, del Consorcio y representantes del sindicato UOCRA en el obrador de Haedo. Según pudo saber este medio, las negociaciones continuarán y está previsto otro encuentro para el próximo martes 19 de febrero.

Fuente: http://www.el1digital.com.ar/articulo/view/80493/continua-la-incertidumbre-por-la-suspension-del-soterramiento-del-tren-sarmiento