Vecinos de Ramos Mejía organizaron una colecta para ayudar a los inundados del norte de la provincia de Buenos Aires. La Casa de Auxilio recibe las donaciones y el viernes serán entregadas.

Araíz de las fuertes tormentas y el desborde de ríos de la localidad de Salto, que dejó un saldo de más de 500 evacuados, vecinos de Ramos Mejía comenzaron una colecta solidaria para ayudarlos. Hasta el jueves se recibirá ropa, calzado y alimentos no perecederos en la Casa de Auxilio, situada en Avenida de Mayo 54.

En comunicación con El día de mañana, por Radio Universidad, Daniel Brancamonte, impulsor de esta iniciativa, explicó: “Cuando nos enteramos por los medios de los momentos duros que estaban pasando, decidimos poner en marcha este llamado a la solidaridad”.

“Vemos que hay muchas personas que respondieron al pedido y constantemente se dejan bolsas con ropa y comida”, comentó el vecino, Daniel Brancamonte.

“Vemos que hay muchas personas que respondieron al pedido y constantemente se dejan bolsas con ropa y comida. El jueves es el tiempo límite para acercar las donaciones, ya que el viernes vamos a repartir lo recolectado”, contó.

Por otra parte, el vecino sostuvo que tratarán de conseguir productos de limpieza para poder desinfectar las casas, luego que retroceda el agua. “Estoy tratando con una importante empresa multinacional para que nos brinden productos, ya que el problema será cuando baje el agua y quede la suciedad”, manifestó.

La localidad bonaerense de Salto esta situada a 200 kilómetros de la Capital Federal, donde la crecida del río no dio tregua y alcanzó los nueve metros, un récord nunca antes registrado. En la zona hay más de 500 evacuados que fueron trasladados a diferentes centros.